El Ecuador

        Hemos llegado al Ecuador de la Liga Regular y es un buen momento para realizar un breve análisis de la situación de la NBA a día de hoy. En primer lugar, aparece un equipo destacado sobre el resto, Detroit Pistons, que van camino de acercarse al registro histórico de los Bulls de Michael Jordan de 1996, que firmaron un 72-10 al término de la temporada regular para luego alzarse con el título. A continuación, otros dos equipos, San Antonio y Dallas, también están realizando una extraordinaria campaña y alcanzarán las 60 victorias a mediados de abril. Tras ellos un grupo formado por Miami, Phoenix, Memphis, Cleveland y Los Angeles Clippers completan la aristocracia de la Liga.

       Nadie va a descubrir a Detroit a estas alturas: campeones en 2004 y finalistas el año pasado. Pero, lo cierto es que este año, con la llegada de Flip Saunders, están realizando el mejor juego que se les recuerda y a su excelente defensa se ha unido un ataque fluido, más flexible, y que permite sacar lo mejor que cada uno de los jugadores lleva dentro, muy alejado de los ataques lentos y previsibles característicos de la era Brown. Chauncey Billups y Richard Hamilton serán merecidamente All-Star´s por primera vez en su carrera, Rasheed “Etiqueta Negra” Wallace sigue dando muestras inequívocas de su tremenda calidad, Tayshaun “Tú eres mi Príncipe” Prince continúa en la línea de los últimos dos años y “Big Ben” Wallace defiende como siempre. Además, son ya varios años juntos, hay química, son temibles en finales apretados, tienen orgullo y, sin lesiones de por medio, son serios candidatos a amenazar la barrera de las 70 victorias.

         San Antonio, vigente campeón, parece contar con una plantilla aún mejor que la del año pasado, sin embargo está sufriendo el problema de un Tim Duncan aquejado de fascitis plantar. En mi opinión, son los únicos capaces de plantear una seria batalla a Detroit en una hipotética final. Pero, para ello, necesitan a un Tim Duncan pletórico y no renqueante. Teniendo en cuenta que la fascitis plantar es una dolencia para cuya curación se requiere reposo, la situación no parece muy halagüeña para los Spurs. Están enzarzados en una lucha titánica con los Mavericks por el mejor record del Oeste y las oportunidades para dar descanso a Tim no serán muchas de aquí al final de temporada. Aún así, son el principal referente del Oeste.

         Dallas es otro equipo, que bajo el liderazgo ofensivo de Dirk Nowitzki (una de mis debilidades), están realizando una magnifica campaña. Sin embargo, planean serias dudas sobre sus posibilidades en playoff. En primer lugar, sino arrebatan a San Antonio el primer puesto de división, aún siendo el segundo mejor equipo del Oeste, serán cuartos y su hipotético emparejamiento en primera ronda sería Memphis. Y los Grizzlies no son un equipo fácil, es el quinto mejor equipo de la Liga actualmente y les dará guerra, mucha guerra. Una vez superado este escollo (en caso de superarlo) se medirían a San Antonio en semifinales de conferencia con el factor cancha en contra, lo que supone más dificultades, en este caso, probablemente insalvables. Cuentan con una pléyade de versátiles y jóvenes jugadores: Josh Howard, Devin Harris, Marquis Daniels, Jason Terry y la aportación de veteranos de calidad como Stackhouse o Van Horn. Dampier ha constituido el epicentro del peor intercambio de la historia de la franquicia (por Nash) y llegados a los momentos de la verdad adolecen, a mi juicio, de excesiva Nowitzki-dependencia.     

          Miami y Phoenix constituyen los otros dos grandes “outsiders” de cara al anillo. Miami cuenta con una plantilla que, leyendo los integrantes, da miedo: “Chocolate Blanco” Williams (cada vez más blanco y menos chocolate), Dwayne Wade (el jugador más excitante en la Liga desde un tal MJ23), Antoine “Soldado Universal” Walker, Gary Payton, Alonzo Mourning y Shaq O´Neal. Todo ello aderezado con especialistas como Posey, Kapono o Haslem.  El problema radica en el estado físico de sus dos pivots, en que O´Neal parece en la cuesta debajo de su carrera y en que su juego de equipo no tiene el nivel de compenetración de equipos como Detroit y San Antonio, ni en defensa ni en ataque. Aún así, por talento innato no tienen nada que envidiar a nadie y cuentan con una estrella en plena expansión como Wade, que el año pasado casi elimina por sí mismo a todos unos Pistons. Este año será más difícil, si cabe.

         Phoenix es un equipo eléctrico, “ye-ye”, con un ritmo de juego altísimo marcado por su base Steve Nash (MVP del 2005) y el más agradecido de ver de cara al espectador. Cuenta con otro All-Star como Marion y han sabido hacer de la necesidad virtud superando la marcha de dos titulares (Joe Johnson y Quentin Richardson) y la lesión de su superestrella Amaré Stoudamire. Han llegado jugadores de un perfil, en principio inferior, como el francés Boris Diaw, James Jones y Raja Bell que se han adaptado como un guante al estilo de juego de los Suns, y otros como el brasileño Barbosa y Eddie House (cuñado de Mike Bibby) han explotado este año. Tienen la suerte de partir por el lado débil del cuadro y podrían jugar con Denver unas hipotéticas semifinales de conferencia con lo que no se enfrentarían con un rival de los “grandes” hasta las Finales de Conferencia. Con Stoudamire de vuelta al nivel del año pasado son candidatos a todo.

         Grizzlies, Cavaliers y Clippers son buenos equipos que darán guerra e intentarán llegar a semifinales de conferencia. Eso constituiría todo un éxito para ellos. Ir más allá sería un milagro.

         En el capítulo de galardones, el MVP estará entre Bryant (si los Lakers terminan en puesto de playoff) y LeBron James; entrenador del año, entre Byron Scott y Flip Saunders (si llega a 67-70 victorias); rookie del año será Chris Paul, sin ninguna duda; defensor del año se lo daría a Marcus “Samurai” Camby, si juega al menos 60 partidos, y jugador de mayor progresión David West de New Orleáns. 

 

 

Dámaso Martínez,Publicado en Sun Jan 29 13:36:25 UTC+0100 2006

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Ecuador

  1. Óscar dijo:

    Un gran resumen de lo acontecido hasta ahora en la mejor liga del mundo.
    Me gustaria añadir a steve nash en las quinielas por la lucha del MVP,ya que está haciendo un año mejor q el año pasado.
    Un saludo Crack

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s