La resaca del All-Star (apuntes)

Sobre el All-Star, poco que decir. Prescindí del partido rookies-sophmores y tuve la oportunidad de ver el resto. Lo más destacable fue ver a un tío de 2,13 ganar el concurso de triples de la NBA, siendo además europeo y clasificándose para la final con un tiro fuera de tiempo. Aunque, la verdad, todo ello palidece ante la sensación producida al contemplar a un tío alto, rubio y lento, enchufar tiro tras tiro. Inmediatamente el subconsciente te transporta a otros tiempos en los que aún había sitio para la lírica. Acuérdense del 33 verde. 
 
Sublime el mate de Iguodala desde detrás del tablero, por originalidad, dificultad y ejecución. Lo mejor que se ha visto desde Carter en el 2000.
 
El partido en sí fue un mamoneo. Todo preparado para que T-Mac fuese MVP en casa, ante su público, olvidando, de paso, esos problemas de índole personal que le vienen afectando en las últimas semanas. Y, entonces, llega LeBron en plan "chupa-chups" (como diría el crack de Andrés Montes) y jode la mona, convirtiéndose, con 21 años, en el MVP más joven de la historia de la Liga. Por lo demás, partido cargado de fallos, poco espectacular y ramplón hasta llegar al final, donde, dada la igualdad del resultado, la cosa empezó a cobrar un poco de lustre.
 
Dejando a un lado el All-Star dos breves apuntes:
 
Carmelo Anthony anotó esta madrugada su quinto tiro decisivo del año. Cinco tiros sobre la bocina, cinco victorias para su equipo, la diferencia entre estar terceros en su conferencia con factor cancha en primera ronda de playoff y un record de 30-26 a estar con uno de 25-31, fuera de playoff, y casi sin posibilidades de acceder a ellos. Así de sútil puede llegar a ser una competición, así de grande el valor de un individuo. Jugón!!!!!
 
Paul Pierce, es el máximo anotador de la Liga en el mes de febrero, con 32,5ppg. Por algo es "The Truth".
 
Por último, recordar esa intensísima pachanga en "El teatro de los sueños" de Vallobín que tuvo lugar, hoy hace una semana, con la presencia de varios jugones haciendo gala de lo mejor de su repertorio. Allí estuvimos Oscar, Berto, Diego, Lucho y el que suscribe desafiando los elementos. Los marcadores no fueron elevados debido al excelente estado físico de los participantes y la intensidad de las defensas, pero se pudo disfrutar de un baloncesto ortodoxo, de quilates. Fue una lucha a muerte por la supervivencia, por permanecer en la cancha, con un arbitraje permisivo en la línea de los mejores "playground" estadounidenses. Lo mejor: el concurso de mates post-partido  .Esperemos repetir en breve la satisfactoria experencia. 
 
 

Dámaso Martínez,Publicado en Sat Feb 25 15:36:23 UTC+0100 2006

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La resaca del All-Star (apuntes)

  1. Daniel dijo:

    ¿Por que todos los jugones sonreis igual? Un abrazo grande, Dani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s