NBA Playoff: Sin Gasol-ina

            Finales de abril y, aunque ya no es tiempo de Miller, aún es tiempo de playoff. Ayer gocé de la posibilidad de ver el primer partido de la serie Dallas-Memphis. Los play-off tienen una atmósfera especial que no se vive en liga regular, las defensas son más duras, los árbitros pitan menos y los mejores jugadores dan un paso adelante liderando a sus equipos, “tirando del carro”, como hace Raúl en el Madrid y con La Roja (1).

            El partido fue excelente, digno de ver. Nowitzki hizo un partido magnífico liderando a los Mavs a la victoria con 31,11 y 3. Gasol, a pesar de sus 24 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias, tuvo una mísera incidencia en el juego, quizá lastrado por los ecos de su lesión.  Los números, en ocasiones, son meros espejismos.  Aún así, los Grizzlies jugaron un excelente baloncesto de equipo que les permitió mantenerse en el partido hasta el último cuarto.

           Memphis anotó el 53% de lo que lanzó de 2 puntos y el 43% desde la línea de 3. Frente a ello, Dallas se quedó en un 46% en tiros de 2 y un 38% en tiros de 3. Aún así, el partido siempre estuvo en manos de Dallas. Y salvo un arreón en el tercer cuarto, donde Pau anotó 13 puntos, que terminó con Memphis a cuatro puntos de los Mavs, éstos siempre gozaron de ventajas entorno a los 10 puntos ¿La razón? El factor Dampier.  Con Dampier haciendo un doble-doble, pocos partidos van a perder en el equipo tejano. Terminó con 12, 12 y 7 de éstos ofensivos, clave para desquebrajar al equipo de la ribera del Misissippi. El factor Dampier supuso un parcial en el rebote de 40-29 para su equipo y 15-7 en su faceta ofensiva. Todo ello, junto con las pérdidas de balón del último cuarto llevó a Memphis a su 9 derrota consecutiva en una serie de postemporada.

           Tanto el rebote ofensivo como las pérdidas de balón supusieron una sangría en el aro de los Grizzlies. Darle segundas oportunidades de tiro y permitir correr a Dirk y sus huestes es una osadía que ningún equipo se puede permitir. ¿Sólo Phoenix?

           Lo más positivo para el equipo de Pau es que seguro que el 25 de los Mavs no vuelve a hacer un partido tan bueno en todo lo que le resta a Dallas de playoff. El lastre es una pareja de bases poco seguros, que ejercen un nulo control sobre el "tempo" de los partidos. La serie promete ser interesante. De momento Dirk 1 – Pau 0. ¿Un alemán para MVP? Eso pedía el respetable del American Airlines Center.

             Por cierto, y a modo de epílogo, posiblemente la cancha donde hay más chicas guapas por m2 de toda la NBA. Para ser castizos, un auténtico “pajódromo”.

 (1) La línea subrayada es mera propaganda en honor a Oscar.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a NBA Playoff: Sin Gasol-ina

  1. Alberto dijo:

    jojoj,un pajodromo.pau llevara a memphis a ganar al menos un partido,posiblemente el tercero y el primero en memphis.y ademas,triple doble.

  2. Óscar dijo:

    Que grande la frase subrayada, grande Dam.
    Memphis este año yo creo q otro año se va sin ganar un partido en play-off.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s