El Americano Impasible

¿Hasta qué límite de crueldad puede llegar el fútbol? Ayer los sueños de 48000 personas, la mitad de las cuales abarrotaban El Madrigal, junto con todos aquellos embrujados por la sempiterna historia de la Cenicienta, saltaron en pedazos a 11 metros de la delgada línea blanca que delimita lo que es gol de lo que no.

 Puede que el Arsenal sea un equipo superior, con más físico y con más talento, pero ayer recibió un baño de corazón. Excelente el Villarreal, sacando el máximo de cada uno de sus jugadores, siendo un equipo y jugando como tal. Fieles siempre al estilo que les ha llevado al éxito: toque y paciencia junto con la movilidad de Forlán en la delantera. Y con eso y mucho tesón, pusieron al Arsenal contra las cuerdas durante 90 minutos. Un Arsenal que no salía de su agujero y que no causó ni una sombra de inquietud sobre la portería de Barbosa.  El partido transcurrió emocionante y con el Villarreal luchando contra su historia y su destino. Muy conradiano todo ello, con el héroe cansado enfrentándose, consciente de su inexorable derrota, a las caprichosas fuerzas de la naturaleza.

 Y así fue. Varias ocasiones falladas por Guille Franco, otra marrada por Forlán, inconmensurable Lehmann… y cuando la llama de la esperanza se extinguía, cuando las hilanderas despachaban el último telar de vida europea del submarino amarillo, llegó el milagro. ¡Penalti! En el minuto 88 de juego.

 Y allí estaba Nemo preparado para lanzarlo. El capitán del submarino, el americano impasible, coloca el balón sobre el círculo de cal situado a escasos 11 metros de la línea de gol. Riquelme mira con tristeza la portería, es consciente de la responsabilidad que recae sobre sus hombros y ve al coloso Lehmann en ella. Riquelme falla la pena máxima. Riquelme el Inclemente tiembla, el hombre gélido y de golpeo prodigioso, el campeón Intercontinental y de la Libertadores mira al cielo desconsolado, clamando justicia.

 Son las 12 y Cenicienta se va a casa.  Villarreal llora, con una mezcla de impotencia y orgullo. Nosotros también.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Americano Impasible

  1. Alberto dijo:

    plas plas plas.
     
    grande riquelme

  2. Diego dijo:

    Brillante dam. espectacular. Creo firmemente q tu vocación está lejos del excel tras leer la crónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s