Cuando Morfeo despierta

Cogí el autobús camino de Bilbao a las 19.45 del lunes 1 de mayo, lunes proletario por antonomasia. Era un viaje normal, tranquilo, esperando sin ilusión la llegada y el trabajo del día siguiente. Leía, pausadamente, disfrutando del “A sangre fría” de Capote. Llevaba cerca de dos horas de trayecto y, cansados los ojos, decidí dejar a Perry y el condado de Finney para cerrar mis párpados y escuchar un poco a The Strokes, la discografía completa.

 En el proceso, lanzo una mirada furtiva y capto a mi izquierda, en el asiento contiguo al mío, una chica dulcemente dormida. Se genera una atmósfera especial en una chica dormida. No se lo que es, pero seduce. Quizá sea la tímida ingenuidad en que se dibuja su rostro, la paz que se desprende de su respiración periódica y regular, o el momento de indefinida intimidad que surge entre ella y el que la observa. En un principio creía que este subyugante efecto sólo era posible con las féminas rubias, con cara de niña, labios rosados y pestañas perfectas. Me equivocaba.

 Cuando llegamos a destino, se despertó y se levantó para coger su equipaje de mano. El hechizo saltó en pedazos. Ni siquiera era guapa.

 Entonces, un poco confundido, llamé a mi gran amigo Zapico y le comenté el episodio con pelos y señales. Él, como buen gurú espiritual y conocedor de la naturaleza humana, me respondió:

 

          No pasa nada, hombre. Tú tranquilo, que el 20 es mi cumpleaños y nos vamos a putas. ¡Ya verás cómo se te quitan esas chorradas de la cabeza!

 

Gracias Zapi. Te debo una.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cuando Morfeo despierta

  1. Diego dijo:

    La verdad es a veces tan simple que puede llegar a sorprender. Nada que objetar ni añadir al certero y mordaz comentario de Zapico.

  2. Alberto dijo:

    jejejeje.esa chica con 6 copas es lo q pensabas,seguro.

  3. mauricio dijo:

    Siempre hay un punto que poner a la "i" y para eso siempre tendremos al sabio entre los sabios… Gracias Zapi…!!!
    Y con 6 copas… NO HAY MUJER FEA… a no ser que estuviesen poco cargadas!!!
     
    un abrazo crack!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s