Ezequiel 25, 17

Hoy, con la ayuda del camarada Zapicov, quiero rescatar uno de los momentos cumbre de la historia del cine, que no es otro que ver a Samuel L. Jackson recitar el siguiente versículo de las Sagradas Escrituras con una brillantez y solvencia digna de admiración.

 "El camino del hombre recto, está por todos lados rodeado por la avaricia de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del valle de la oscuridad. Porque él es el autentico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. ¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera, a aquellos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos!. ¡Y tú sabras que mi nombre es Yavhé, cuando mi venganza caiga sobre ti".

 Sublime Pulp Fiction!!!

 

 

 

Dámaso Martínez,Publicado en Mon Jul 24 23:34:08 UTC+0200 2006

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s