65h

Siempre me he sentido orgulloso de ser europeo y, por ello, peco de europeísta. Soy un ferviente partidario del espacio Schengen, la supresión de fronteras en el seno de la UE, la apertura a nuevos países, la legislación conjunta, la política monetaria común, las becas Erasmus, los Fondos de Cohesión y aspiro a que algún día, por desgracia lejano aún, Europa se constituya una especie de unión de estados a la americana.

Sin embargo, hoy ha sido un día negro para la Europa que yo quiero. Resulta que cuatro señores que deben trabajar 4 horas al día, ministros de Trabajo se les llama, se han reunido y han tenido a bien ampliar la semana laboral hasta un máximo de 65 horas semanales.

¡Éramos pocos y parió la abuela!

Como los empresarios gozan ya de pocas armas para explotar a sus asalariados con contratos a mil euros /mes y horas extras no retribuidas, a los ministros de Economía y Trabajo no se les ocurre otra cosa que dar luz verde al expolio, en forma de nueva Ley. ¡Chapeau! Como a ellos no le va a afectar la medida, tira millas.

Sin embargo, es más que revelador de la dirección que está tomando el asunto. Aquellos con memoria, podrán recordar que a mediados de los 90 la tendencia era ir reduciendo la jornada hasta las 35 horas semanales, medida en la que Francia fue pionera. ¿Cómo puede ser que una década después se esté hablando de duplicarlas? ¿Acaso Francia no ha crecido desde entonces? ¿Acaso no forma parte del G8?

La cuestión es que el capital no conoce límites a su avaricia. Hoy hemos dado un paso que nos mueve dos siglos atrás y nadie ha movido un dedo. Nosotros, los asalariados, somos la fuerza laboral del siglo XXI y nos hemos quedado con los brazos cruzados ante semejante ataque a nuestros derechos, que por otra parte, se obtuvieron con la sangre, el sudor y las lágrimas de muchos de nuestros antepasados, cuando la respuesta más normal hubiese sido una huelga general a nivel continental a modo de aviso a navegantes:

¡Señores, con las cosas de comer no se juega!

Será porque vivimos los últimos coletazos de la negociación colectiva, porque los sindicatos cada vez tienen menos peso en las decisiones, será que cada vez tienen menos fuerza porque en muchas empresas, como la mía, ni siquiera están permitidos. Será que la Patronal ha conseguido que todo se reduzca a la negociación individual, que las empresas cada vez empleen menos recursos en el bienestar de sus empleados ¿Acaso no vamos de cabeza a un estadio de capitalismo perfecto? Perfecto para el capital, quiero decir.

¿Y la Europa social? ¿Y la Alianza de Civilizaciones? ¿Y el cómo molamos todos y os queremos como hermanos?

Menos mal que luego lees que el Ministerio de la Igualdad se va a gastar los cuartos en el Teléfono del Maltratador. Una iniciativa que justifica el sueldo de la ministra y con la que ya me siento mucho más tranquilo. Ésa debe ser la Europa social a la que se refieren. Crear un Ministerio de sonoro nombre, con una línea 906 para que los maltratadores (o maltratadoras) llamen cuando lleguen (borrachos o borrachas) como cubos (o cubas) a su casa y antes de de azotar a su esposa (o esposo) se encuentren en un "post-it" de la nevera susodicho número telefónico y llamen:

-Dieguín, ¿yes tú otra vez? ¡Divórciate!

No me jodan.

Lo mejor es que, mientras se mofan de nosotros a todos los niveles, sí salimos a la plaza de Colón pero no a decir basta sino a ver la Eurocopa. No tenemos más que lo que merecemos.

¡Bendito país y bendito siglo!

                                     Dámaso Martínez, Publicado en Wed Jun11 20:26:20 UTC+0200 2008

   

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s