Vaqueros y Camiseta

Me gustan las tardes de los jueves en primavera y verano. Es el día en que quedo con Ivo y nos tomamos unas pintas por los bares de la conocida Ruta de los Vinos carbayona, a la par que saboreamos la inminencia del esperanzador viernes y conversamos sobre los asuntos de más rabiosa actualidad: el descuartizador de Vallobín, los fichajes de Floren, la contumaz incompetencia de Bibiana Aído…

A salto de mata, entre uno y otro, Ivo suele sentar cátedra con razonamientos de una lógica aplastante.

-Tío, esto del verano es tremendo. ¡Tremendo! No hay más que bombones por las calles –porque Ivo es de la vieja escuela y todavía llama a las chicas atractivas bombones y a aquellas de las que se enamora princesas.

– Bueno, no es para tanto –replico escéptico. Entonces, como cuando un comentarista televisivo dice que un jugador lleva no se cuántos tiros libres sin fallo y a continuación hierra el siguiente, pasa a nuestro lado una chica guapísima con vaqueros ajustados, camiseta blanca de tirantes y bailarinas blancas. Cara angelical, ojos azules y pelo moreno liso y largo, para que se hagan una idea. En definitiva, el tipo de chica que nos encanta, justo allí en el momento preciso para hacerme tragar mis heréticas palabras.

– ¡Madre mía! ¿Viste eso? –suelta Ivo y continúa – Es que el algodón no engaña.

– ¿Por? –inquiero

– Porque unos vaqueros y una camiseta blanca son un todo. ¿No lo entiendes? Una tía que está buena con vaqueros y camiseta blanca (tiene que ser de tirantes) está buena con cualquier cosa que se ponga. Es ciencia pura, no hay margen de error ni desviación típica –responde con la vehemencia del que argumenta la verdad.

Lo miro pensativo y busco un asidero al que agarrarme para debatir, aunque su axioma deja poco margen. Al final, como siempre, voy a lo fácil:

– ¿Y qué pasa si la camiseta es negra? A mi me encantan las chicas en vaqueros y camiseta negra tanto o más que en vaqueros y camiseta blanca. Además, dicen que el negro es elegante.

Ivo no duda ni media décima de segundo para destruir mi argumentación:

– Craso error, camarada. Te equivocas de lleno. El color negro por naturaleza, enmascara, esconde, te conduce al engaño. Puede ser que sea elegante, pero no es menos cierto que el negro estiliza la figura y ayuda a tapar defectos. El color blanco es más diáfano, más transparente, no permite esos lujos, sólo muestra la verdad.

Hoy en el trabajo me crucé con mi becaria favorita en vaqueros y camiseta blanca, y no pude evitar pensar en las palabras de Ivo y esbozar una enorme sonrisa.

Dámaso Martínez, Publicado en Wed Jul01 00:10:09 UTC+0200 2009

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vaqueros y Camiseta

  1. mauricio dijo:

    un crack… reflexiones recurrentes, se le llama a esto… y estoy de acuerdo blanco y vaqueros…. bombon asegurado con otras trazas….

  2. Alberto dijo:

    jajaja,vaya par de cracks!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s